DERECHO PENAL

En UNIÓN LEGAL consideramos que el talento del abogado penalista consiste en ser imaginativo y técnicamente convincente en la interpretación

de la Ley más favorable al cliente, y aplicar las estrategias más eficaces para aprovechar en favor de los intereses encomendados los elementos

contingentes y circunstanciales del proceso.

Los especialistas en Derecho Penal de UNIÓN LEGAL cuentan con un alto grado de especialización y dilatada experiencia en derecho penal económico.

La realidad exige prevenir los posibles ilícitos que a menudo pueden surgir en el tráfico empresarial, así como dirigir la defensa de la empresa,

sus directivos y empleados ante los tribunales del orden penal.

Sobre la base de una sólida formación técnica y dogmática, y el respaldo de una larga experiencia profesional, nuestra oferta se concreta en la defensa

y salvaguarda de los derechos e intereses encomendados por nuestros clientes en relación a todos los delitos tipificados en la Ley Penal, tanto a nivel preventivo, como contencioso, sin perjuicio de especializaciones en materia de delitos económicos, societarios, fiscales, blanqueo de capitales, medio ambiente, propiedad intelectual e industrial, falsedades, cometidos por funcionario público y culposos.

Los profesionales del Departamento Penal de UNIÓN LEGAL están capacitados para actuar en todas las instancias y territorios, con una amplia e intensa experiencia en asuntos tramitados en la Audiencia Nacional. Asimismo, intervenimos en todos los recursos procedentes en la jurisdicción penal, incluidos casación, amparo e incluso demandas ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

ÁMBITOS DE ACTUACIÓN:

 

  • Delitos contra la vida y la integridad física y moral (Asesinato, homicidio doloso e imprudente, aborto, lesiones y torturas).

  • Delitos contra la libertad (Detenciones ilegales, secuestros, amenazas y coacciones).

  • Delitos contra la libertad e indemnidad sexuales (Agresiones, abusos y acoso sexual; Delitos relativos a la prostitución y a la corrupción de menores).

  • Delitos contra la intimidad, el derecho a la propia imagen y la inviolabilidad del domicilio (Descubrimiento y revelación de secretos y allanamiento de morada).

  • Delitos contra el honor (Calumnia e injuria).

  • Delitos contra los derechos y deberes familiares (Sustracción de menores y abandono de familia; Impago de pensiones de alimentos).

  • Delitos contra el patrimonio y contra el orden socio-económico (Hurtos, robos, usurpación, apropiación indebida, estafa, insolvencias punibles, alteración de precios en concursos y subastas públicas y delito de daños).

  • Delitos relativos a la propiedad intelectual e industrial, al mercado y a los consumidores.

  • Delitos societarios (Administración desleal, falsedades contables, abuso de mayorías e imposición de acuerdos lesivos, negación del derecho de información).

  • Delitos de receptación y blanqueo de capitales.

  • Delitos contra la Hacienda Pública y contra la Seguridad Social (Delito fiscal, fraude de subvenciones y fraude a la Seguridad Social).

  • Delitos contra los derechos de los trabajadores (Tráfico de mano de obra ilegal, imposición de condiciones laborales abusivas e infracción en materia de prevención de riesgos laborales, accidentes laborales).

  • Delitos relativos a la ordenación del territorio y el urbanismo, la protección del patrimonio histórico y el medio ambiente (Construcciones ilegales, edificaciones sin licencia, vertidos y emisiones contaminantes).

  • Delitos contra la salud pública (Expedición y despacho de medicamentos deteriorados o caducados, alteración en la fabricación de medicamentos, adulteración de alimentos;  Cultivo, elaboración o tráfico de sustancias estupefacientes).

  • Delitos contra la seguridad vial (Conducción temeraria, conducción bajo los efectos de bebidas alcohólicas o sustancias tóxicas, conducción sin permiso o licencia y negativa a someterse a las pruebas de comprobación de la tasa de alcoholemia).

  • Falsedades (Falsificación de moneda, tarjetas de crédito y efectos timbrados; Falsedad de documentos públicos, oficiales, mercantiles y privados).

  • Delitos contra la administración pública (Prevaricación de los funcionarios públicos; Omisión del deber de perseguir delitos; Denegación de auxilio; Cohecho, tráfico de influencias, malversación de caudales públicos, fraudes y exacciones ilegales;  Negociaciones y actividades prohibidas a los funcionarios públicos).

  • Delitos contra la administración de justicia (Prevaricación judicial; Omisión del deber de impedir delitos; Realización arbitraria del propio derecho; Acusación y denuncia falsa;  Falso testimonio; Obstrucción a la justicia y deslealtad profesional; Quebrantamiento de condena).

  • Delitos relativos al ejercicio de los derechos fundamentales y libertades públicas.

  • Delitos contra el orden público (Atentados contra la autoridad, sus agentes y funcionarios públicos, resistencia y desobediencia; Desórdenes públicos; Tenencia ilícita de armas y explosivos).

  • Infracciones por delitos leves.